Práctica, Práctica, Práctica…

PracticeMuchos de nosotros comenzamos con la práctica del yoga debido a al trabajo de asanas. Muchos debido a ello, encontramos alivio físico, y comenzamos a llevar un estilo de vida más sano, sin dolor de por medio. Sin embargo, después de este punto y si queremos profundizar en el Yoga como camino de vida, es importante entender que Yoga no es solamente sobre salud o terapia. E incluso si lo tomamos como ello, no puede curar todo. Yoga no es la solución para todos los problemas, no puede ayudar más de lo que uno desea, y aun así…los resultados no necesariamente son los que uno espera. Y todo está bien con ello, una vez que entendamos que es lo que es una práctica de yoga (yogabhyasa).

Yogabhyasa, como bien sabemos, está compuesta por diferentes ramas o angas. Es importante cultivar todas ellas, en el orden en que se entrega en los Yoga Sutras (Yama, Niyama, Asana, Pranayama, Pratyahara, Dharana, Dhyana, Samadhi) pues son la base en la que una práctica de Yoga puede desarrollarse y crecer de manera apropiada. Usualmente, se habla de “practica” solamente relacionado al trabajo de asana, o solamente relacionado al trabajo de meditación, dejando de lado aspectos muy importantes, como Yama y Niyama. Esto que acarrea en el tiempo, una confusión para el estudiante, que muchas veces, tiende a buscar en otras disciplinas lo que considera “falta” en la práctica del yoga.

Son los dos primeros pasos (Yama y Niyama), los que sostienen los otros, como describe Krishanmacharya en su libro Yoga Makaranda “Si queremos escalar el Monte Tirupati uno debe ascender paso a paso, y solo al final uno consigue la bendición del Swami y puede experimentar la Felicidad” resaltando la importancia de practicar TODOS los elementos que forman el Yoga en el orden descrito.

Si bien podemos experimentar de forma relativamente rápida los beneficios de ciertos aspectos del Yoga (como asana y pranayama) en un cuerpo más fuerte y elástico, mejor circulación en la sangre y limpieza en el cuerpo, si no desarrollamos paralelamente nuestra compasión, sino ponemos atención en nuestras acciones (en palabra y pensamiento) y purificamos nuestra mente, la práctica de la meditación y el poner la mente en un punto sin distracción (ekagrata) se vuelve muy difícil de obtener. Requiere el trabajo de Pratyahara, Dharana y Dhyana…tarea no sencilla. Entonces…¿qué hacer cuando hemos decidido comenzar en la práctica del Yoga como estilo de vida?

Primero, es tener Fe en la práctica, en la experiencia acumulada de los distintos Maestros que han permitido, que en el día de hoy, podamos acceder al Yoga.  Dedicación es el otro punto importante, llevar la practica consigo y formarla en el día a día. Debemos entender que muchas veces una acción correcta no acarrea los efectos que deseamos, pero al saber que es la acción correcta, podemos mantener una mente quieta y elevada.

Tiempo, elemento muy importante…no solo como distribuimos el propio para la práctica especifica, sino también, el periodo en que los resultados empiezan a ser tangibles. Si tenemos, es estos días tan agitados, sólo dos horas para dedicarlas de lleno al Yogabhyasa es correcto dividirlo entre Asana, Pranayama y Dhyana…si bien la práctica de asana puede ser meditativa, NO ES meditación, si bien los kramas van unidos a la respiración NO ES pranayama, por ello es importante dedicarle el tiempo y la atención necesarias a los otros aspectos de la practica y no solo asana, para conseguir los resultados que permitan desarrollar el Yoga. Toma tiempo, mucho más del que estamos acostumbrados en nuestra sociedad actualmente…¡¡nos volvemos rápidamente nerviosos si un email no llega en unos pocos segundos!!

Debemos entonces entender, que no es un asunto de unos pocos años, toma tiempo y la Paciencia para mantener y cultivar los aspectos de Yogabhyasa debe estar presente. Personalmente, considero que la búsqueda personal de un profesor que pueda servir de guía es fundamental, hoy por hoy la información es mucho más sencilla de obtener que hace 15 años atrás, por tanto es nuestra misión si queremos profundizar en el Yoga como sistema de vida, buscar el profesor que nos pueda responder nuestras preguntas, ¿¿cómo saber quién es el adecuado?? Los Yoga Sutra son la definición del Yoga, si alguien vive acorde con estos principios, estamos en la vía correcta, si las acciones hablan por sí y nos parecen adecuadas a nuestra lógica, es un profesor con el que podemos madurar. Si un profesor solo puede enseñarte asana, no esperes aprender mucho mas… un profesor debería al menos guiarte, indicarte cual es el camino a seguir.

Recitar Mantras, o ir al Templo…acciones que eleven nuestro espíritu, son también muy importantes para mantenernos con el Deseo de entender. Debemos hacer este Deseo tan grande, que elimine los otros más pequeños, y muchas veces molestos, como deseo de fama o aclamación.

Vivimos tiempos muy rápidos, llenos de exigencias y metas. Yogabhyasa nos da la llave para acceder a lo que, naturalmente, nuestra mente, nuestro Ser busca…

la Libertad.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s